Los Testigos de Jehová y el culto a la personalidad. Reseñas de la historia.

Descargue la versión extendida de este artículo en formato PDF

El culto a los antepasados y la adoración de imágenes

El culto a los antepasados y la adoración de imágenes se practican en todo el mundo.

La idolatría es un pecado craso condenado en toda la Biblia. Gente de todas las naciones la han practicado y aun la practican. Cualquiera que sea su forma de expresión, es siempre rechazada por el amoroso Dios Verdadero y Todopoderoso Jehová. E incluso, no siempre los adoradores de Jehová han estado limpios por completo de esta infame práctica.

Idolatrías entre los siervos de Dios de la antigüedad.

En la antigüedad Jehová advirtió a su pueblo:

«No debes hacerte una imagen tallada ni una forma parecida a cosa alguna que esté en los cielos arriba o que esté en la tierra debajo o que esté en las aguas debajo de la tierra. No debes inclinarte ante ellas ni ser inducido a servirlas, porque yo Jehová tu Dios soy un Dios que exige devoción exclusiva, que trae castigo por el error de padres sobre hijos, sobre la tercera generación y sobre la cuarta generación, en el caso de los que me odian» (Éxodo 20:4, 5)

Sin embargo la historia confirma que no hicieron caso. Y vez tras vez cayeron, la mayoría de las veces, con toda intención en «idolatría» acarreándose males y en algunas ocasiones, con consecuencias nefastas. (Leer Éxodo 32:1-4; 32: 25-28; Número 21:9; 2Reyes 18:1, 4; Jueces 8:27; Jueces 8:27)

Las Escrituras muestran que entre el pueblo la idolatría se arraigó profundamente. La nación adoró a las deidades cananeas: Baal, Astoret y el poste sagrado o aserá. Y sólo cuando los líderes buscaban la guía divina,  éste se mantenía limpio y grato a la vista de Jehová. (2Reyes 23:24; 2Crónicas 15:8-15.)

Sobre el reino de Judá, el cual fue el más apegado a Jehová, una publicación editada por los Testigos de Jehová dice:

«Las diversas referencias a la idolatría que aparecen en los escritos de los profetas iluminan los hechos acaecidos durante los últimos años del reino de Judá. Los lugares del culto idolátrico, la prostitución ceremonial y el sacrificio de niños continuaron existiendo (Jer 3:6; 17:1-3; 19:2-5; 32:29, 35; Eze 6:3, 4), y hasta los levitas se hicieron culpables de practicar idolatría. (Eze 44:10, 12, 13.) El profeta Ezequiel fue llevado en visión hasta el templo de Jerusalén, donde vio a un ídolo detestable, un “símbolo de celos”, y la representación de reptiles y bestias asquerosas que eran veneradas, así como también el culto a Tamuz y al Sol. (Eze 8:3, 7-16.)» (Perspicacia para comprender las Escrituras Volumen 1 pág. 1197 Ídolo, idolatría)

Ahora bien, ¿cómo resultó ser la situación durante el cristianismo bíblico y como ha sido después hasta nuestros días? ¿Cómo fue el asunto entre los Estudiantes Internacionales de la Biblia y como ha sido entre sus postreros, los Testigos de Jehová?

Cristianismo, cristiandad, «idolatría» y realidades actuales

Cuando el cristianismo verdadero, que surgió en Judea, comenzó a extenderse por otras tierras del siglo primero e.c.,, inmediatamente se tomaron, por inspiración divina, las medidas necesarias para hacer saber y validar la posición de Jehová y de Cristo con respecto a la «idolatría». Era conocido por los apóstoles y discípulos de Jerusalén, cuan imbuidas en la «idolatría» y la adoración falsa estaban todas las naciones gentiles (no judías) bajo el imperio romano. Vea el solo caso de Atenas. (Hechos 17:16-22)

En su Primera carta a los cristianos de Corinto, el apóstol Pablo advierte que los «idólatras» y practicantes de otros pecados crasos, no «heredaran el reino de Dios» y ordena: «huyan de la idolatría» (1 Corintios 6: 9, 10; 10:14) Escribiendo a los hermanos gálatas, nos recuerda que entre «las obras de la carne» que descalifican al cristiano para heredar «el reino de Dios», estaba la «idolatría» junto con  «práctica de espiritismo». (Leer Gálatas 5:19-21)  En su carta a los Colosenses explica que algunos pecados serios son, de hecho, «idolatría» también. Y que quienes los practican corren el grave peligro de recibir «la ira de Dios». (Colosenses 3:5, 6) Debido entonces al enorme peligro que la idolatría encierra; el propio envejecido apóstol Juan escribió: «Hijitos, guárdense de los ídolos». (1 Juan 5:21) Tales cuidados y advertencias contra este pecado, deja demostrado que Jehová Dios exige que sus adoradores estén limpios de la «idolatría». Si ellos desean servirle y anhelan su bendición eterna, han de adorarle «con espíritu y con verdad». (Juan 4:24)

Idolatría en las iglesias de la cristiandad

Idolatría en las iglesias de la cristiandad

A pesar de todos los esfuerzos de los apóstoles y cristianos fieles de tiempos bíblicos, la «idolatría» y otras prácticas semejantes se fueron introduciendo fuertemente en la cristiandad. Tal fue la fuerza idolátrica de aquellas creencias paganas que las iglesias se llenaron de ídolos , íconos e imágenes de todo tipo para ser veneradas y adoradas en el nombre de Dios y de Cristo. Hasta hoy, muy diferente al llamado apostólico bíblico,  encontramos esta realidad entre algunas religiones importantes que afirman representar al Dios Verdaderos y Padre del señor Jesús.  Hasta ciertas y determinadas personalidades, hombre y mujeres pecadores e imperfectos han recibido algún tipo de culto no bíblico ni autorizado por Jehová Dios. Lo cierto es que, la humanidad tiende a idolatrar cociente o inconscientemente a objetos, famosos, artistas, deportistas, políticos y religiosos que sobresalen en sus medios. Lo cual no es correcto desde el punto de vista de Dios y de Cristo.

Los Estudiantes de la Biblia (Testigos de Jehová)

El hermano Russell y sus colaboradores defendieron la verdad con valentía.

El hermano Russell y sus colaboradores defendieron la verdad con valentía.

No voy  a hacer una defensa de nada ni de nadie, mostrando que otros han cometido los mismos errores. Simplemente he citado estos rasgos históricos y reales para dar una comprensión al lector de cuán fácil es para cualquiera que, conociendo a Jehová el único Dios verdadero, pueda terminar directa o indirectamente en alguna especie de «idolatría», o rindiendo culto a personalidades sin ninguna autorización divina. ¿Ha pasado esto entre los Testigos de Jehová? No. Pero sí pasó, de cierta manera, entre los primeros Estudiantes Internacionales de la Biblia que con C.T. Russell se asociaron. Principalmente, hago responsables a los que con él más íntimamente anduvieron. Es posible que ellos, por amor y aprecio al hermano Russell, cayeran en cierta especie de culto, aunque no hayan tenido la mas mínima intención de adorarle, o idolatrarle como si fuera un dios. Sin embargo, cometieron errores que debieron ser corregidos mas tarde.1

 1 Muy relacionado a este asunto fue lo que se publicó en el libro editado por la Watctower “Entonces queda terminado el misterio de Dios” cap. 8 págs. 119-120 párr. 15 «Al ángel que está en Éfeso». Allí se hace un recuento de como se trataron algunas cosas que tenían que ver con Russell ya muerto.

La cita: «Carlos Taze Russell, el presidente de la Sociedad Watch Tower Bible and Tract desde 1884 a 1916, no trató de establecer una secta religiosa entre los miembros de la Sociedad y miembros de la organización relacionada, la Asociación Internacional de Estudiantes de la Biblia. Más bien, él esperaba la glorificación celestial de la verdadera congregación cristiana alrededor del fin de los “tiempos de los gentiles” en 1914. (Lucas 21:24, VA) Sin embargo, después de su muerte el 31 de octubre de 1916, en medio de la I Guerra Mundial, hubo una tendencia a formar una secta religiosa alrededor de sus enseñanzas y estructura de organización, aunque no se tenía como propósito el hacerlo. En julio de 1917 se publicó en inglés el libro “The Finished Mystery” (El misterio terminado), el séptimo tomo de Estudios de las Escrituras, y se le llamó la “obra póstuma del pastor Russell,” en la página 2, la página de los publicadores [editores]. Este libro hablaba de C. T. Russell como “el siervo fiel y prudente” predicho en Mateo 24:45-47, VA. En su comentario sobre el libro de Revelación presentaba a C. T. Russell como el “séptimo mensajero,” es decir, “el ángel de la iglesia de los laodicenses,” la séptima y última congregación mencionada en la lista. (Revelación 3:14, VA) En su comentario sobre la profecía de Ezequiel, el libro presentaba a C. T. Russell diciendo que había sido el predicho ‘hombre vestido de lino con el tintero de escritor a su lado.’ (Ezequiel 9:4-11; 10:1-7, VA) Naturalmente, los que aceptaban esas interpretaciones llegaban a tener un sentido de lealtad a un siervo de Jehová Dios que había sido utilizado maravillosamente. Pensaban que tenían la obligación de adherirse a él como un instrumento terrestre del Dios Altísimo en lo que llamaban “el período de Laodicea.”

En cambio, los que hoy hemos escuchado o leído otras anécdotas, antes de formular un juicio recordemos que no estuvimos allí, y no podemos afirmar con total absolutismo nada sin tener las pruebas a mano. Sólo, si acaso, igual que algunos escandalizadores y enemigos han hecho, podemos hacer referencia a cierta publicación que de la misma hay muy poca evidencia. Y la única que hay es reiterada en repeticiones burdas sin el menor escrúpulo y sin el mínimo respeto por la inteligencia . Y que esta misma pobre evidencia puede hasta ser examinada con justa duda para comprobar que no ha sido víctima de adulteración tendenciosa. 2

2 Se adjunta al final un PDF con una versión extendida de este artículo. El mismo contiene, como referencia, una imagen que pretende ser una porción de The Watch Tower, 1 de diciembre de 1916, páginas 376, 377.

Enconados detractores, citan de esta publicación, una sencilla oración en ingles, que de ser cierta, fue escrita en The Watch Tower, 1 de diciembre de 1916, páginas 376, 377. Con ella pretenden desacreditar a los Testigos de Jehová y en especial a hermanos fieles. Con ella desean hacer creer que la Watchtower rinde culto (adoración) a personalidades humanas imperfectas vivas o muertas.

Analicemos la oración

Oración del fragmento copia de The Watch Tower, 1 de diciembre de 1916, páginas 376, 377.

En inglés dice así:

«Charles Taze Russell, thou hast, by the Lord, been crowned a king; and through the everlasting ages thy name shall be known amongst the people, and thy enemies shall come worship at thy feet»

Al traducirla al español contemporáneo de aquella época diría:

Charles Taze Russell, habéis sido, por el Señor, coronado rey. Y por las edades eternamente vuestro nombre se conocerá entre las naciones, y vuestros enemigos vendrán a adorar a vuestros pies.

Quienes han afirmado que los Testigos de Jehová tienen una historia turbia de «idolatría», generalmente se apoyan en esta referencia. ¿Pero será verdad que dicha oración instaba al culto de la personalidad entre los Estudiantes de la Biblia de 1916? ¿Estaba diciendo el autor de esa oración que Russell sería un dios y que debía adorársele? Antes de responde esas interrogantes; primero me gustaría recordar lo que una obra editada por la Watchtower  dijo con relación a ciertas actitudes entre los Estudiantes de la Biblia de entonces:

«[Algunos] debido al profundo respeto que tenían al hermano Russell, parecían preocuparse más por imitar sus cualidades y desarrollar una especie de culto en torno a él. Sin embargo, la mayoría de los Estudiantes de la Biblia se interesaba principalmente en seguir efectuando la obra a la que Russell se había entregado por completo.» (Los testigos de Jehová, proclamadores del Reino de Dios cap. 6 pág. 65 «Un tiempo de prueba (1914 – 1918)»)

De modo que, aunque sí hubo quienes «debido al profundo respeto que tenían al hermano Russell, parecían preocuparse más por imitar sus cualidades y desarrollar una especie de culto en torno a él»; éstos no fueron ni muchos, ni todos los Estudiantes de La Biblia para entonces. Porque tal como se expresa el libro, «la mayoría […] se interesaba principalmente en seguir efectuando la obra a la que Russell se había entregado por completo.» No quiero opacar lo que sucedió en 1917 con motivo del libro “The Finished Mystery” (El misterio terminado) de lo cual ya hice alusión en la referencia 1 de este material. Pero cualquiera que conozca bien a los Testigos de Jehová, le resultaría indigerible creer que practican la «idolatría».

La historia confirma que Russell y los Estudiantes de la Biblia asociados junto a él, desde sus inicios condenaron la «idolatría» y otras prácticas inicuas semejantes. Aunque no siempre tuvieron claro todo lo que Satanás ha usado y usa para envolver a la humanidad en actos de adoración falsa; como es el caso del culto y admiración desmedida a personalidades vivas o muertas; es un hecho probado que ellos odiaron desde el principio la «idolatría».

Pero volvamos a la oración citada de The Watch Tower, 1 de diciembre de 1916, páginas 376, 377 y comencemos a analizarla:

Oración del fragmento copia de The Watch Tower, 1 de diciembre de 1916, páginas 376, 377.

Charles Taze Russell, habéis sido, por el Señor, coronado rey. Y por las edades eternamente vuestro nombre se conocerá entre las naciones, y vuestros enemigos vendrán a adorar a vuestros pies.

«Coronado rey»

Los Estudiantes de la Biblia de entonces, hoy los Testigos de Jehová, han creído mediante las Escrituras que un grupo de humanos fieles y leales selectos por Jehová Dios están siendo escogidos desde el Pentecostés (Leer Hechos 2) para ser llevados al cielo. El propósito de esto es llegar a ser reyes y sacerdotes con Cristo para gobernar sobre una tierra paradisiaca por 1000 años. (Revelación 14:1; 20:4)

La creencia y fe de «un reino de sacerdotes» escogidos es redúndate por toda la Biblia. (Leer Éxodo 19:3-6; Daniel 7:13, 14, 18; 1 Pedro 2:9; Revelación 5:9, 10; Revelación 14:1)

Russel tenía la fe de que si terminaba fiel su carrera cristiana en la tierra, tras su muerte, recibiría resurrección en los cielos y sería rey junto con el Rey de reyes y Señor de señores Jesucristo. Sus hermanos, los Estudiantes de la Biblia,  también sentían igual y, creían que él era uno de esos «santos del Supremo», uno de los «ciento cuarenta y cuatro mil» que estaría junto a Jesús en el monte Sión celestial. Luego, tenemos el hecho de que, los cristianos que permanezcan fieles hasta el fin de sus vidas terrestres serán coronados en su resurrección con «la corona de la vida». En especial, los ungidos lo serán para el reino en el cielo. (Santiago 1:12; Revelación 2:10) Así podemos ir entendiendo la oración con la que tanto revuelo se ha causado tal impresión negativa. En su primera parte decía: «Charles Taze Russell, habéis sido, por el Señor, coronado rey.»  No olvide el lector que esta es una cita hecha poco después de la muerte de Russel. Ahora pasemos a la segunda parte de la oración.

Todas las naciones les conocerán

«Y por las edades eternamente vuestro nombre se conocerá entre las naciones»

El nombre de aquel imperfecto pero humilde hombre llamado Charles Taze Russell siempre se conocerá. No puedo saber lo que por la mente del escritor de tales palabras pasó cuando las pronunció o grabó en The Watch Tower. Pero sí puedo imaginar en lo que pensaba conociendo lo que sus interlocutores de entonces sabían. Es curioso, se habla y escribe tanto de estas palabras, pero no se dice nada de su escritor.

Por poco más de un siglo, Los Estudiantes de la Biblia (los Testigos de Jehová) han creído que es muy probable que algún día cuando el nuevo mundo de Dios sea una realidad física paradisiaca en toda la tierra, Jehová dará la relación de aquellos que verdaderamente tuvieron el cumplimiento de la herencia celestial.  Tal vez, en ese mismo punto, se inspiró el escritor del tributo póstumo al pastor Russell. Y en verdad, está dentro de lo posible y lo probable que algún día en el futuro paraíso terrenal se publique una lista completa del nombre de cada cristiano ungido que haya asegurado su “llamamiento y selección” al Reino celestial y que haya sido bendecido con esa resurrección excelsa. (2 Pedro 1:10) ¿Cuales textos bíblicos han ayudado a tener tal razonamiento?

Las Escrituras dicen:

«Y respecto de Sión se dirá: “Todos y cada uno nacieron en ella”. Y el Altísimo mismo la establecerá firmementeJehová mismo declarará, al inscribir los pueblos: “Este es uno que nació allí”. Sélah.» (Salmo 87:5, 6)

Tal punto bíblico, hace razonable la expresión del escritor cuando creyó y plasmó: «Y por las edades eternamente vuestro nombre se conocerá entre las naciones». Todos los que reciban la vida eterna en el paraíso aquí en la tierra podrán conocer eternamente, si así fuese,  que Russell «es uno que nació allí» en la Sión celestial. Hace hoy, más de una centuria, que el nombre de Russell es conocido por la gente. Pero en el paraíso terrenal del nuevo mundo, millones de personas de todas las naciones, «por las edades eternamente» conocerán su nombre. (Con esta defensa a los Testigos de Jehová, son otras 37 veces que recibe publicidad.)

«Vendrán a adorar a vuestros pies»

Ahora veamos la parte final de la oración. De seguro, la más polemizada de la revista.

«Y vuestros enemigos vendrán a adorar a vuestros pies»

Para empezar, debemos entender que los Estudiantes de la Biblia no conocían del todo correctamente el significado de la palabra griega «proskyneo» que en la Biblia  algunas veces se traduce «adorar».3 No pretendo entrar en detalles, solo recordar que ellos creían que a Jesús se le debía adorar, aunque no en la misma proporción que al Supremo Dios Jehová. Esto, en su mayor parte, se debía también a que aun tenían en su forma de adoración vestigios de tradiciones y doctrinas no bíblicas. Los Estudiantes de la Biblia no estuvieron siempre limpios en este aspecto, aunque desde sus inicios, comprendieron que muchas de las creencias de la cristiandad eran confusas y falsas. Y por consiguiente las denunciaron mediante discurso, folletos, artículos de periódico, libros y revistas.

Así, es importante señalar, que para «1887, un artículo de la revista Zion’s Watch Tower and Herald of Christ’s Presence (La Torre del Vigía de Sión y Heraldo de la Presencia de Cristo) señaló: “La Biblia deja claro que Jehová y nuestro Señor Jesús son seres distintos, y cuál es la verdadera relación entre ellos”. El artículo también destacaba lo increíble de que “haya conseguido aceptación y reconocimiento general la idea de un dios trino, es decir, tres dioses en uno, y al mismo tiempo, un dios en tres. Esto solo demuestra cuán profundamente dormida estaba la iglesia mientras el enemigo la ataba con las cadenas del error”.» (El reino de Dios ya está gobernado cap. 2 págs. 14-15 párr. 9 El nacimiento del Reino en el cielo)

Comprenda el lector: No estoy dando pie a un debate doctrinal, de hecho no lo permitiré en este artículo, ni en ningún otro. El asunto es que textos como Hebreos 1:6 eran entendidos casi que igual a como los interpreta hasta hoy la cristiandad. Eso no es un secreto. Muchas veces las publicaciones de la Watchtower lo han recordado, dando gracias a Jehová Dios por permitir que nuestra senda de santidad cada vez tenga más luz de su Palabra. (Proverbios 4:18)

3 «Proskyneo»: Término griego utilizado en la Biblia para indicar acción de postrarse en homenaje (hacer reverencia a, adorar). Postrarse, reverencia, suplicar. En algunas ocasiones los traductores bíblicos desde la Septuaginta en adelante han utilizado esta palabra para indicar adoración, homenaje u reverencia indistintamente con respecto a Dios, demonios, Satanás, u hombres como reyes, profetas y sacerdotes.

Resulta poco probable, que el escritor de esas palabra creyera que a Russell, tal como se pensaba entonces de Jesús, se le diera «proskyneo» en forma de adoración. Para los Estudiantes de la Biblia, Russell no se igualaba al Señor Jesús. Y aunque sí hubo en algún momento, intentos de dar culto a su persona, como ya lo escribí, no fueron ni muchos ni la totalidad de aquellos Estudiantes. Excepto en el ejemplo del libro de 1917 “The Finished Mystery” (El misterio terminado), donde los editores, en algunas de sus páginas, fueron al extremo de hacer creer que Russell era una personalidad señalada por las Escrituras. (Ver referencia 1 en este material.)

Sin embargo, me gustaría reflexionar con los que prefieren escudriñar las Escrituras y sacar de ellas «alimento sólido». (Hebreos 5:14) La Biblia sí informa que todos los que en asociación con Cristo reinen desde los cielos reciben honra y homenaje. (Efesios 2:6; Revelación 3:21) A ellos, como ya se ha citado antes, se les llama «los santos del Supremo». «Una raza escogida, un sacerdocio real», que al momento de ser resucitados en el cielo, junto al «Cordero» de Dios toman posesión del Sion celestial, una posición encumbrada en el propósito de Jehová con el Reino. (Revelación 14: 1; compárese con Isaías 8:18) Ellos desde ser escogidos para ese reino, ante Jehová Dios rinden servicio sagrado. (Hebreos 12:28) Además, estando en el cielo, cerca del Cordero, «a vuestros pies», la Biblia informa que se ejerce «proskyneo». (Para aquellos Estudiantes de la Biblia: «adoración».)

Por ejemplo, Revelación 5:8 muestra que ante los pies del Cordero caen («proskyneo») otras criaturas. Quien haya escrito las palabras sobre Russell en de The Watch Tower, 1 de diciembre de 1916, páginas 376, 377; ciertamente creía que Cristo debía ser «adorado» aunque no igual que Jehová Dios. Y él pudo haber hecho una exégesis viendo a Russell junto al resto de los 144 000 al lado del Cordero Jesucristo cuando éste recibe «proskyneo». ¿Es plausible tal idea en el contexto bíblico para quienes no creían que Jesús fuera el Dios verdadero Jehová? ¿Es coherente la idea que un Rey recibiera «proskyneo» junto a otros regentes con el hecho que solo Jehová debe ser adorado? (Mateo 4:10; compárese con Deuteronomio 5:9; 10:20) Veremos que sí. E interesantemente, lo veremos en un suceso donde se procedió a hacer «proskyneo» hacia Dios y hacia un humano, por cierto, no en el cielo. Y esto sucedió para bien ante la vista de muchos.

La Biblia contiene una narración estupenda. Llena de motivos, historia y sobre todo, buena y provechosa enseñanza. La mejor de todas, un conocimiento exacto que lleva a vida eterna. (Juan 17:3) A los que gustan escudriñarla pueden en ella encontrar tesoros invaluables y una sabiduría ilimitada. Respecto a las preguntas que en el párrafo anterior, las Escrituras nos muestran como hemos de entender pasajes donde «proskyneo» es usado con respecto a humanos y a Jehová Dios. Veamos un suceso en el antiguo Israel donde estaba implicado el rey David.

«Y David pasó a decir a toda la congregación: “Bendigan, ahora, a Jehová su Dios”. Y toda la congregación procedió a bendecir a Jehová el Dios de sus antepasados, y a inclinarse y postrarse ante Jehová y ante el rey.» (1 Crónicas 29:20) 4

Cuando leí el texto por vez primera no podía entenderlo bien, luego me di cuenta que el rey nombrado por Jehová está autorizado a recibir gloria, honra y ‘proskyneo» en la forma de homenaje y reverencia. Entonces, a la luz de las palabras que estamos analizando, a saber «y vuestros enemigos [los de Russell y el Señor que lo coronaría] vendrán adorar a vuestros pies», me surge la cuestión: ¿Habrá sido este tipo de «adoración» al que se refería su autor? No lo sabemos, ni lo podremos saber ya. Pero ciertamente, reyes escogidos y nombrados por Jehová han recibido y recibirán «proskyneo».

4 El texto citado, 1 Crónicas 29:20, fue originalmente escrito en hebreo. Pero cuando fue traducido al griego, en la versión Septuaginta, allí se utilizó «proskyneo» para igualar el significado del hebreo»shakjá».

Este tipo de «adoración» o «proskyneo», jamás ha sido idolatría, ni lo será nunca. Porque es un postrarse, un rendir homenaje, en reverencia a aquellos que por el Gran Dios Vivo Jehová han sido escogidos,  ungidos y bendecidos para ser reyes y sacerdotes junto al Rey de reyes y Sumo Sacerdote Jesucristo sobre toda la humanidad. Y entonces, hasta aquellos «enemigos» personales de Cristo (Revelación 1:7; Mateo 24: 30,31) y de otros tantos fieles a su servicio como Russell, que se hubieran arrepentidos y vueltos al Señor, y sobrevivieran a la «gran tribulación» o fueran resucitados en la tierra, estarán allí «postrados» («proskyneo») antes los pies del Rey y sus reyes asociados durante el milenio. (Hechos 24:15; Revelación 7:9-14) Realmente, como declara el Salmo 21:5, a ellos como reyes, Jehová les pondrá «Dignidad y esplendor».

Adjunto

He reservado para el final, una traducción que hice de un pequeña porción de la supuesta Atalaya (The Watch Tower, 1 de diciembre de 1916, páginas 376, 377.), que tantos han abanicado en contra de Russell, sus amigos y hermanos (ya muertos también) y de los Testigos de Jehová de la actualidad. Y puesto que no  me gusta hacer copias de otros (salvo las citas necesarias), para exponer la verdad o reafirmar mi fe haciendo una defensa justa de ella y de aquellos que llamo mis hermanos; la he examinado personalmente para llegar a la conclusión que usted ha leído a lo largo de este post.

En fin,  se las dejo para que cada cual, honestamente, ejecute su análisis y obtenga su propio criterio. Recomiendo que lo haga usando la Biblia y el contexto histórico en que se desarrolló la trama. Confío profundamente, suponiendo que todo este documento sea fiel al original, que cada cristiano Testigo de Jehová por sí solo, llegará a la misma conclusión que he llegado yo.

A mi juicio, como siempre, es la animosidad de los críticos, lo que hace que surjan las disfamaciones contra los Testigos de Jehová. Y es debido a sus odios, más que a sus deseos de exponer la verdad y de  servir al Creador Jehová Dios, que los hechos narrados por sus medios salen burbujeando pírrica y torcidamente. Espero que usted, estimado lector capte el sentido de la información ofrecida hasta aquí.


* A menos que se indique lo contrario, todas las citas bíblicas han sido tomadas de la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras 1987.

Fragmento en inglés y traducido al español para la elaboración y estudio de este artículo:

God’s book it written for those who are loyal to him. His promises are to such. Among these sweet promises are the words of the Master: «Be thou faithful unto death, and I will give thee the crown of life.» «These shall be kings and priests unto God and unto Christ and shall reign with him.» Long ago God caused the Sweet Singer to record in this holy Book, concerning the faithful and loyal followers of Christ Jesus, these sweet words:

«The king shall joy in thy strength, O Lord: and in thy salvation how greatly shall he rejoice. Thou hast given him his heart’s desire, and hast not withholden the request of his lips . Selah. For thou preventest him with the blessings of goodness; thou settest a crown of pure gold on his head. He asked life of thee, and thou gavest it him, even length of days for ever and ever. His glory is great in thy salvation; honour and majesty hast thou laid upon him, for thou hast made him most blessed for ever; thou hast made him exceeding glad with thy countenance. » – Psalms 21:1-6

Truly these words fittingly apply to our beloved Brother and Pastor!

Charles Taze Russell, thou hast, by the Lord, been crowned a king; and through the everlasting ages thy name shall be known amongst the people, and thy enemies shall come worship at thy feet.

We take the last view of this piece of clay that so faithfully bore the banner of the King. He has been a true, loyal faithful ambassador of Christ.


El libro de Dios se escribió para aquellos que son leales a él. Sus promesas son a tales. Entre estas dulces promesas están las palabras del Maestro: «Sed fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida». «Serán reyes y sacerdotes para Dios y para Cristo y reinarán con él». Hace mucho tiempo Dios hizo que el Dulce Cantante grabara en este santo Libro, acerca de los leales y fieles seguidores de Cristo Jesús, estas dulces palabras: 

«En tu fuerza, Oh Señor, se regocija el rey; ¡cuánto se alegra en tus victorias. Le has concedido lo que su corazón desea; no le has negado lo que sus labios piden. Selah. Has salido a su encuentro con ricas bendiciones; lo has coronado con diadema de oro fino. Te pidió vida, se la concediste, una vida larga y duradera. Por tus victorias se acrecentó su gloria; lo revestiste de honor y majestad; has hecho de él manantial de bendiciones; tu presencia lo ha llenado de alegría.» – Salmo 21:1-6  [Traducción hecha por eldefensor]

¡En verdad estas palabras se aplican apropiadamente a nuestro amado Hermano y Pastor!

Charles Taze Russell, habéis sido, por el Señor, coronado rey. Y por las edades eternamente vuestro nombre se conocerá entre las naciones, y vuestros enemigos vendrán a adorar a vuestros pies. 

Hemos tomado la última visión de este pedazo de arcilla que tan fielmente llevaba la bandera del Rey. Ha sido fielmente un verdadero y leal embajador de Cristo.


Puede descargar la versión extendida de este artículo en formato PDF

Enlaces:

Desde Cubava.Cu

Los Testigos de Jehová y el culto a la personalidad.

Desde Internet

Los Testigos de Jehová y el culto a la personalidad.

7 comentarios de “Los Testigos de Jehová y el culto a la personalidad. Reseñas de la historia.

  1. Sinceramente bueno. Y el pdf esta insuperable. Quizás quien conozca la historia cual tal fue puede que la escriba mejor.

    • En su tiempo Russell y sus asociados creían que los que estuvieran en una posición de acepto ante el Señor serían resucitados en el cielo. El y también sus compañeros creían ser de los ungidos 144 000 que reinarían con Cristo.

  2. Una de las cosas que no entiendo es como se pueden hacer defensas y doctrinas según lo que se piensa en cada momento. Las nuevas luces no pueden opacar las anteriores, tu no puedes dejar a oscuras la sala para iluminar el patio, así no estas trayendo una nueva luz, estas modificando la posición de la luz dejando algo a oscuras. Simplemente estas estancado en el mismo punto probando conceptos para ver cual se acomoda al tiempo histórico. Ellos en su tiempo creían ser parte de los 144000.

    Ahora hay un grupo que afirma ser parte de los 144000 (sin pruebas), recalco no es que crean ser ungidos como dijo Russell en su tiempo (según usted), este grupo afirma ser de los 144000 (sin pruebas), también afirma ser el único conducto para obtener la verdad de Dios (no demostrado).
    Pregunto:
    1-Es esta una verdad o esta sujeta a cambios, cae en la escala de que es lo que ellos creen o es una afirmación.
    2-Tratar de imitar a alguien (anciano, pastor, deportistas, actores, etc.) es idolatría o existen excepciones.

    • Simplemente cuando eres humano e imperfecto pasan esas cosas. Puede que seas el mas aplicado cristiano del mundo. Celoso por la obra de Dios. Pero sigues siendo un pecador que se equivoca. Russell y su asociados, los Testigos de Jehová de todas las etapas son imperfectos. Y siempre ha reconocidos que no son inspirados, lejos de eso, son falibles.

      Somos estudiantes de la Biblia, investigadores de la palabra de Dios, con el celo de querer hacer lo mejor de nuestras vidas para Jehová. Y eso no es un pecado. Según ve el hombre así explica su entorno y sus creencias. Según entendemos las Escrituras así las explicamos y las defendemos. La mayoría de nuestros errores al explicar las Escrituras están dados en el querer poner fechas a sucesos por ocurrir. Pero nunca hemos formulado una nueva profecía, ni hemos afirmando “Jehová ha hablado por nosotros”. Si hemos intentado darle sentido y argumentos a la Palabra de Dios al explicar algunos suceso de ella que están por suceder en el futuro. En cambio, desde los inicios vimos muy claro que cosas como la inmortalidad del alma humana, el infierno de fuego, el purgatorio, la trinidad, eran enseñanzas falsas de la cristiandad. Y no fuimos los primeros en darnos cuenta de eso.

      Las luces como dice usted no dejan a oscuras las habitaciones. Pero las luces son de distintas intensidades. Y a veces si hay que cambiarlas para que puedan iluminar mas ampliamente el lugar donde se pone. Su punto es una situación x, pero existen en la realidad miles de situaciones x que exigen pensar de manera distintas a la hora de poner luces o cambiarlas. Sin embargo, ese no es el caso de los TJ. Y no se lleve esa idea errónea sobre ellos. No andamos desesperados para dar una explicación de algo en la Biblia. Hemos estudiado y seguimos estudiando las Escrituras con el fin de escuchar a Dios y no a nuestros propio pensamientos. Pedimos siempre su guía y espíritu santo. Pero como ya dije somos imperfectos estudiantes de la Biblia. Esa es la actitud que nos ha llevado durante mas de un siglo a replantearnos a limpiarnos de ideas espurias y a cambiar lo que no es de origen bíblico por la sana doctrina.

      Los TJ no han probado conceptos, se han dejado guiar por las Escrituras. Y cuando algunas cosas no se ven bien (hablo indicando la acción natural de ver algo con los ojos) y las tratamos de explicar en cada momento, siempre estaremos dando una información incompleta o en algunos casos incorrecta. Y esto sucederá hasta que las veamos tal cual son.

      Quiere decir que no nos guía Dios porque entendimos mal y tenemos que corregir nuestra postura. No. En el ultimo articulo hable de esto. Estaríamos muy mal con Dios, si no nos dejáramos reajustar y fuéramos dogmáticos. Si nos aferráramos a ideas que no son bíblicas. Por ejemplo, Russell creyó que el fin del mundo vendría en 1914; pero 1914 paso y también 1916 y Russell murió. Sin embargo, el no se aferro a sus entendimientos que distorsionaban el mensaje de la Biblia. De hecho escribió:

      “No objetamos a cambiar nuestras opiniones sobre ningún asunto ni a descartar ninguna aplicación anterior sobre profecías o sobre cualquier otro texto cuando veamos buena razón para el cambio. De hecho, es importante que estemos dispuestos a desaprender errores y meras tradiciones para aprender la verdad. (…) Tenemos el deber de “probar todas las cosas” con la infalible Palabra de Dios, y “aferrarnos a lo que es bueno.” ( Traducido de la Zion’s Watch Tower [La Atalaya], octubre de 1879 pág. 38.)“

      Los 144000 son un grupo selecto de Dios, por Dios y para Dios. Nada tiene un humano que ver en esa selección. Ni tan siquiera eso depende de nuestros sentimientos. Si así fuera, no seria Dios quien escoge, sino nuestras creencias personales. Y eso seria falso. Este humilde grupo de hombres y mujeres ha sido llamado y viene siendo escogido desde el Pentecostés bíblico. Es cierto que a los primeros que se les prometió tal bendición fue a los apóstoles. Y luego se le extendió a todos los demás desde aquel suceso del Pentecostés descrito en Hechos 2. Por toda la tierra bíblica se ofreció esa esperanza a los creyentes. Jehová lo estaba haciendo a través de los cristianos dirigidos por Cristo Jesús. Cuantos finalmente heredaron al morir la promesa? No lo sabemos. Cuantos la heredaron durante las épocas posteriores? No lo sabemos tampoco. Y cuantos desde los días de Russell hasta hoy? Nadie aquí en la tierra lo puede saber con toda propiedad.

      Pero hay un punto, no ha venido el fin aun. Revelación [Apocalipsis] 7 da una buena respuesta de por que. Esa es la prueba de que aun se sigue el recogimiento de aquellos que reinaran con Cristo y serán sacerdotes. La prueba de que estas personas de ayer y de hoy afirmen ser ungidos (de los 144000) y de que en verdad lo sean la tienen ellos si de verdad lo son y han sido escogidos. Es Jehová Dios quien les confirma el llamamiento mediante el espíritu santo. Es una experiencia única y diferente. Pero la prueba de que alguien ha sido consagrado como de las otras ovejas, los que no son ungidos para el reino de sacerdotes, también la da Dios mediante su espíritu.

      La imitación no ee necesariamente idolatría. Se puede imitar los buenos ejemplos de la vida. Y eso en la Biblia se aconseja. Pablo dijo a sus lectores háganse imitadores de mi como yo lo soy del Cristo. (1Corintios 4:16; 11:1)

      A todos aconsejó mediante su carta inspirada a los cristianos hebreos que nos fijáramos en la fe de fieles de la antigüedad y que los imitáramos; “mirando atentamente al Agente Principal y Perfeccionador de nuestra fe,Jesús.” (Hebreos 11: 1-38; 12:1)

      Pedro también escribió que debíamos seguir el ejemplo de Cristo con sumo cuidado y atención. Eso es una clara imitación y no es idolatría.(1Pedro 2:21)

    • Sobre su duda al respecto de como el entendimiento de las Escrituras (en algunos aspectos) que los TJ viene teniendo se ha modificando algunas veces a la vez que se hace necesario, pues de lo contrario estaríamos siguiendo patrones dogmáticos es interesante lo que en el tiempo se ha escrito varias veces desde distintos ángulos. Estuve buscando en la historia y me tropecé con estas palabras de Russell.
      Después de 1914 y 1915, en febrero de 1916 el propio Hno. Russell escribió en The Watch Tower:

      «»But, Brother Russell, what is your thought as to the time of our change? Were you not disappointed that it did not come when we hoped that it would?» you will ask. No, we reply, we were not disappointed. […] But, Brethren, those of us who are in the right attitude toward God are not disappointed at any of His arrangements. We did not wish our own will to be done; so when we found out that we were expecting the wrong thing in October, 1914, then we were glad that the Lord did not change His Plan to suit us. We did not wish Him to do so. We merely wish to be able to apprehend His plans and purposes.» (The Watch Tower del 1 de febrero de 1916, pág. 38)

      Traducido al español actual diría:

      «Usted quizás pregunte: ‘Pero, hermano Russell, ¿qué piensa del tiempo en que esperábamos nuestro cambio?, ¿no se decepcionó porque no vino cuando lo esperábamos?’. Nuestra respuesta es: No, no nos hemos decepcionado. […] Hermanos, a nosotros los que tenemos la actitud correcta para con Dios no nos decepciona ninguna de Sus disposiciones. No queríamos hacer nuestra propia voluntad; por eso, cuando descubrimos que estábamos equivocados respecto a lo que esperábamos en octubre de 1914, nos regocijó que el Señor no cambiara Su Plan para ajustarlo a nuestras expectativas. No deseábamos que Él hiciera eso. Solo queremos comprender Sus planes y Sus propósitos».

      Estas palabras demostraban que en su caso no estaba aferrado a sus propias ideas incorrectas, sino que continuaba en la búsqueda de la verdad y la guía del Señor para poder «comprender Sus planes y Sus propósitos».

Los comentarios han sido cerrados.