Un municipio de Austria honra la memoria de 31 testigos de Jehová que fueron víctimas del régimen nazi | JW.ORG | Prensa

Imagen: jw.org
AUSTRIA

Imagen: jw.org

El alcalde de Techelsberg, Johann Koban (centro), descubriendo la placa conmemorativa acompañado de Peter Stocker (derecha) y del gobernador del estado de Carintia, Peter Kaiser (izquierda).

SELTERS (Alemania). En la mañana del 19 de mayo de 2017, las autoridades municipales de Techelsberg (Austria) celebraron un evento en memoria de los testigos de Jehová que fueron ejecutados o recluidos en campos de concentración nazis. En el evento se inauguró una placa conmemorativa en la que se reconocía que un total de 31 Testigos fueron “víctimas del nacionalsocialismo en Techelsberg y sus alrededores”.

El programa comenzó con un coro de 60 voces que cantó a capela la canción ¡Avancen, Testigos! La versión original de esta canción la escribió un testigo de Jehová llamado Erich Frost cuando estaba encarcelado en el campo de concentración nazi de Sachsenhausen durante la Segunda Guerra Mundial. En los servicios religiosos de los testigos de Jehová todavía se canta de vez en cuando una versión de esa canción. Después de la introducción musical, los oradores invitados dirigieron algunas palabras a los aproximadamente 350 asistentes. Los oradores fueron Johann Koban (alcalde de Techelsberg), Peter Stocker (nieto de Gregor Wohlfahrt, padre, una de las víctimas de Techelsberg), los profesores Peter Gstettner y Vinzenz Jobst, y Peter Kaiser (gobernador del estado). Dos cadenas de noticias austríacas, ORF 2 y ORF Kärnten, y varios periódicos locales cubrieron el evento.

Imagen:jw.org

El profesor Peter Gstettner dirigiendo unas palabras a los asistentes.

En la Segunda Guerra Mundial, 212 de los 550 Testigos de Austria fueron enviados a campos de concentración nazis porque el régimen los consideró erróneamente una amenaza por su neutralidad política y porque se negaban a apoyar la guerra. En los campos de concentración se obligó a los testigos de Jehová a llevar un triángulo púrpura en sus uniformes como identificación. Un total de 154 Testigos austríacos murieron en el Holocausto.

Antes de que se llevara a cabo este evento, los nombres de los cinco Testigos de Techelsberg ejecutados por los nazis (Johann Stossier, Anton Uran, Gregor Wohlfahrt, padre, Gregor Wohlfahrt, hijo, y Willibald Wohlfahrt) figuraban en un monumento de guerra como “desaparecidos”. Esa clasificación era inexacta. El profesor Gstettner dijo sobre la importancia de la placa: “Esta placa saca a la luz la realidad histórica poniéndola en el lugar debido. Es un homenaje permanente a aquellas personas que, con increíble valor y fe absoluta y sincera, demostraron que la firme resistencia a las exigencias de un régimen tan cruel tiene justificación moral y al final resulta vencedora”.

Imagen: jw.org

Placa conmemorativa de Techelsberg en honor a 31 testigos de Jehová que murieron, fueron encarcelados o sufrieron otras injusticias durante el régimen nazi en la Segunda Guerra Mundial. En la placa se puede leer un extracto del poema de Franz Wohlfahrt (ver el recuadro de abajo) y los nombres de los cinco Testigos que anteriormente figuraban como “desaparecidos” en un monumento de guerra.

Johann Zimmermann, portavoz de los testigos de Jehová de Austria, comenta: “Agradecemos mucho que se reconozca en eventos como este el valor y la fe que los testigos de Jehová demuestran aun cuando se les persigue con dureza. Esperamos que este evento haya servido para recordar lo que puede suceder cuando un gobierno concluye erróneamente que un grupo minoritario supone una grave amenaza a su estabilidad”.

Franz Wohlfahrt, superviviente de Techelsberg

Imagen: jw.org

Fotografía de la familia Wohlfahrt (Franz aparece resaltado).

Una de las personas de Techelsberg que sobrevivió al régimen nazi fue Franz Wohlfahrt (18 de enero de 1920 a 12 de diciembre de 2009). Él vivió el arresto de 15 de sus familiares debido a que eran Testigos. En una entrevista que le hicieron en 1993 a la edad de 73 años, dijo: “Siete de ellos fueron ejecutados, la mayoría en la guillotina. Uno murió en la cámara de gas, y los otros, en campos de concentración y cárceles de la Gestapo”. También comentó: “Casi a diario los guardias [del campo de concentración] me recordaban que, aunque Alemania perdiera la guerra, tendrían suficientes municiones para ejecutarme”. Su padre, Gregor, y sus hermanos menores, Gregor y Willibald, son tres de las cinco víctimas mencionadas en la placa junto a Johann Stossier y Anton Uran. En la placa se puede leer una parte del poema de Franz. En 1944, pensando que su ejecución era inminente, pues su padre y su hermano ya habían sido ejecutados, escribió este poema en el campo de concentración de Rollwald:

“Me mantendré firme en mi fe, […] no por mis propias fuerzas. Me mantendré firme aunque me cueste la vida, y si llega el momento de darla, con el último suspiro me oirán decir: Me mantendré firme”.

Contactos para la prensa:

Internacional: David Semonian, Oficina de Información Pública, +1 845 524 3000

Austria: Johann Zimmermann, +43 1 804 53 45

Alemania: Wolfram Slupina, +49 6483 41 3110


Origen: Un municipio de Austria honra la memoria de 31 testigos de Jehová que fueron víctimas del régimen nazi

Un comentario de “Un municipio de Austria honra la memoria de 31 testigos de Jehová que fueron víctimas del régimen nazi | JW.ORG | Prensa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *